FISCALÍA LOGRA CONDENA DE SEIS AÑOS DE CÁRCEL PARA FOTÓGRAFO POR ABUSO SEXUAL

Tipografía
  • Muy Pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Original Helvetica Segoe Georgia Times

PRENSA, SUCRE (25.10.16).- James Michael Zambrana Aramayo fue sentenciado a seis años de privación de libertad en la cárcel de San Roque, por la comisión del delito de Abuso Sexual con Agravante, informó el Fiscal Departamental de Chuquisaca, Roberto Ramírez Torres.

“La audiencia se desarrolló en el Tribunal de Sentencia Nº 3 de Sucre donde la Fiscalía demostró con pruebas el abuso sexual y la participación del acusado, dando lugar a que la autoridad jurisdiccional determine el encarcelamiento del acusado”, explicó. 

De acuerdo con el cuaderno de investigación, la víctima L.F.M.V. por recomendación de una amiga suya accedió a tomarse fotografías como modelo para el Circuito Óscar Crespo en el estudio de James en la calle Manuel Ascencio Padilla en Sucre.

En la conversación previa el acusado le dijo que un requisito era que vaya sola, porque los acompañantes o familiares sólo perjudican en el trabajo. Según el acuerdo, la modelo iba a ganar entre 30 y 40 dólares por sus fotografías en el Circuito Óscar Crespo y por cada sesión recibía además 100 a 120 bolivianos.

Una vez en el interior, el fotógrafo le dice a su víctima que tenía que tomar una copa de whisky para que se relaje y adquiera confianza para posar y las fotografías salgan con mejor calidad.

“Posteriormente él le dice que tenía que quitarse la ropa para colocarle aceite en el cuerpo y ella accede, sin embargo luego le da otro vaso de whisky y le insiste que se lo tome de manera inmediata porque estaba muy tensa y las fotos no iban a salir bien”, agregó el Fiscal Departamental.

“No habían transcurrido ni siquiera cinco minutos de haber tomado el whisky y la modelo empezó a sentirse mal, razón por cual agarra sus cosas y decide salir, pero en ese intento el fotógrafo le toca los senos y el cuerpo indicándole que era muy bonita. No conforme con ello la agarra de los cabellos para obligarla a quedarse, pero ella forcejea y logra escapar a la calle donde con la ayuda de una señora logra subirse a un taxi que la lleva a su casa”, complementó Ramírez.

Al llegar a su casa, su amiga le ayuda a entrar porque la vio que estaba como “drogada”. La hace descansar y cuando despierta a las 03.00 de la madrugada se da cuenta que sólo tenía puesto su pantalón y estaba sin ropa interior. Su amiga le contó que el fotógrafo también había querido hacer lo mismo con ella hace tiempo.

Realizada la denuncia y transcurrido un tiempo de la investigación, el fotógrafo llega a un acuerdo transaccional con la víctima por la suma de tres mil dólares para que desista de la demanda, sin embargo el Ministerio Público siguió de oficio el caso hasta llegar a la sentencia condenatoria.